¿Qué es el lúpulo de la cerveza y cuáles son sus propiedades?

¿Qué es el lúpulo de la cerveza?

El lúpulo es uno de los ingredientes principales de la cerveza y resulta imprescindible conocer algunas de sus características para entender, en su amplitud, qué tomamos exactamente cuando le pegamos un sorbo a una cerveza.

¿Cuáles son las propiedades del lúpulo?

Lo primordial es conocer qué es el lúpulo, se trata de una planta con multitud de variedad. Con respecto al lúpulo de la cerveza, se utiliza la flor, más concretamente la flor hembra y se utiliza, fundamentalmente, para contrarrestar el dulzor de la malta, pues una de las propiedades del lúpulo de la cerveza es su amargor característico que podemos degustar en el resultado final. Otra de las propiedades del lúpulo es que hace a la espuma de la cerveza mucho más estable y, además, ayuda a conservar su frescor, con lo cual estamos ante una importancia capital de este ingrediente, vemos lo importante de la relación lúpulo – cerveza y cómo este influye en el producto final que todos disfrutamos.

El cultivo del lúpulo

Después de haber leído brevemente sobre qué es el lúpulo y qué propiedades tiene el lúpulo, sería interesante saber más sobre el cultivo del lúpulo. Son muy reducidas las zonas de cultivo en España, donde se utiliza fundamentalmente el lúpulo para hacer cerveza. A principios de siglo XX se empieza a cultivar en la zona de Galicia y Asturias, pero se abandona por los altos costes de producción, comparados con unos precios de importación más asequibles. Así, este ingrediente fundamental para la cerveza de trigo, se vuelve a empezar a cultivar en el año 1945 hasta que, por problemas con el clima, plagas varias, se vuelve a abandonar el cultivo en el norte de España para no retomarlo jamás. La única zona, actualmente, que produce lúpulo para cerveza en España es la de León, amén de pequeñas zonas en otros sitios colindantes.

Por último, como hemos visto el lúpulo es un pilar básico de la cerveza tal y como la conocemos. Además, es una delicada planta, difícil de mantener fresca y de procesar apropiadamente, pero con una gran cantidad de propiedades, no solo para la producción de cerveza, que ya hemos visto qué importancia tiene, sino como sedante en forma de té o como antidepresivo.