Qué es la enfermedad de Crohn: Síntomas y tratamientos.

Los problemas digestivos pueden entorpecer el buen desarrollo del ser humano, e incluso su crecimiento, aunque puede ser controlado con tratamiento y una dieta equilibrada.

 

La enfermedad de Crohn, también conocida como enfermedad inflamatoria intestinal, causa inflamación, hinchazón e irritación en el tubo digestivo (tracto gastrointestinal). En este tipo de enfermedades intestinales casi siempre se compromete el extremo inferior del intestino delgado y el inicio del intestino grueso. Se desconoce la causa exacta de la misma, es un trastorno autoinmunitario donde el sistema inmunitario del cuerpo ataca y destruye por error el tejido corporal sano.

Los síntomas  de la Enfermedad de Crohn, o enfermedad inflamatoria intestinal dependerán del grado de daño en el tubo digestivo y varían de leves a graves, también pueden aparecer o desaparecer por periodos. Entre los principales síntomas de este tipo de enfermedades intestinales, encontramos:

-Dolor abdominal con cólicos.

-Fatiga.

-Fiebre.

-Sensación de necesidad de defecar frecuente, a pesar de tener intestino vacío.

-Diarrea acuosa.

-Perdida de peso.

-Ulcera o inflamación de ojos.

-Hinchazón, dolor articular.

El tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal, puede ser en casa o en caso de necesitarlo, con operación.

La cirugía surge en los casos que se necesite extirpar la parte dañada del intestino, muchas veces se tiene que extirpar todo el intestino grueso. También se aplica en los casos cuando no respondan al tratamiento y presenten problemas como sangrado, fístulas, infecciones o estrechamiento del intestino.

En casa, el principal tratamiento en la enfermedad de Crohn es la dieta, se debe consumir comida sana y bien equilibrada, que contenga calorías, proteínas u nutriente de una gran variedad de alimentos. Aunque no está demostrado que una dieta específica mejore o empeore la enfermedad inflamatoria intestinal sí se puede aliviar los síntomas, en especial si se come cantidades pequeñas de alimento a lo largo del día, en vez de comidas grandes las tres veces regulares. También se requiere que se beba agua frecuentemente en cantidades pequeñas.

Con respecto a las especificaciones de los alimentos en la enfermedad inflamatoria intestinal, se debe evitar los alimentos ricos en fibra, grasosos, fritos, los productos lácteos (si se es intolerante a la lactosa), y aquellos que estén demostrados den gases, como las legumbres, coliflor, entre otros.

Cuando se sufre la enfermedad inflamatoria intestinal se puede pedir al médico tomar suplementos de hierro, calcio, vitaminas, e intentar manejar el estrés porque estos pueden empeorar los problemas digestivos.